ESPLENDOR DE LO INÚTIL

Las teorías de la evolución, de la historia socioeconómica no pueden explicar sobre una base adaptativa o utilitaria el surgimiento y el florecimiento en el cerebro homínido de, por ejemplo, la topología algebraica o la teoría de los números transfinitos. Apenas nos dicen nada acerca de la génesis de la música absoluta —es decir, de la música que no imita, siquiera indirectamente, sonidos y señales animales o naturales—. ¿Por qué se componen versos líricos o críticas de la razón pura? Responder que tales ejercicios especulativos (especulares) autónomos nos proporcionan placer es eludir la cuestión. Otros placeres, los del sexo, la comida, la riqueza, el poder, están mucho más a mano, son mucho más fáciles de obtener. Mucho antes y después de Empédocles o Arquímedes, hubo hombres que sacrificaron sus vidas en busca de una prueba matemática o un argumento metafísico. Una miseria personal, un ridículo, un aislamiento, una oscuridad inenarrables, por no hablar de la persecución por razones políticas o ideológicas, han acompañado en todo momento la producción del gran arte, de la gran literatura o de la investigación filosófica. Podemos ser culpables de idealizar nuestra visión de Spinoza, de Schubert o de Van Gogh, pero la prueba del sufrimiento y de la soledad continúa siendo abrumadora. En medio de la atrocidad y de la indiferencia de la historia, un puñado de hombres y mujeres ha estado creativamente poseído por el irresistible esplendor de lo inútil (el daímon socrático). En ello reside la eminente dignidad, la magnificencia de nuestra brutal especie. Puede que junto con los santos, religiosos o laicos, los matemáticos, los compositores, los poetas, los pintores, los lógicos o los epistemólogos (los que indagan sobre la indagación) salven en cierto sentido a la humanidad. Me cautiva la posibilidad de que el surgimiento, en nuestro medio mamífero, de Platón, de Gauss o de Mozart justifique, redima a la especie que ideó y realizó Auschwitz.

George Steiner, Errata. El examen de una vida. Ed. Siruela, 2009

Anuncios
Published in: on junio 15, 2019 at 3:06 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://hrcorvalan.wordpress.com/2019/06/15/esplendor-de-lo-inutil/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: