LA FORMA DE LA OBSERVACIÓN

ObservacionesA todas luces, los cambios en las tecnologías de la comunicación no sirven para representar mejor este mundo que se ha vuelto espacio-temporalmente desagradable. La operación de comunicar, que reproduce la sociedad, sigue una evolución propia que no es atribuible a los cambios en la extensión de las dimensiones espacio-temporales del saber mundial que produce al mismo tiempo esta sociedad.
La descripción del espacio y el tiempo puede seguir estos cambios si cambia por principio su instrumental de divisiones (del ser, del mundo) a distinciones (de un observador). De Aristóteles a Hegel, la tradición había intentado presentar el tiempo con la ayuda de la distinción entre ser y no ser, pero al hacerlo había topado precisamente con la unidad de esta distinción, con su paradoja. También la división del todo en partes fracasó por las peculiaridades del tiempo. Pero aún así había que saber qué era el tiempo para formular como paradoja la distinción entre ser y no ser, y hacer fracasar las divisiones del tiempo en el “no ser” del “ahora”. Las salidas pasaban, como se sabe, por conceptos como movimiento, proceso, dialéctica, y ello con la conciencia de que estas denominaciones no sirven para registrar el tiempo mismo. (…) Si ante estas consecuencias visibles de una forma de ver que apostaba obstinadamente por la ontología sospechamos la “metà tà physika” en la observación, esto nos obliga a cambiar la forma de observación de la división a la distinción. Porque sólo así la observación podrá reflejarse a sí misma como operación. Esto quiere decir, entre otras cosas, que hay que renunciar a una descomposición categorial del mundo en las dimensiones dadas por ella; porque las categorías son, si nos mantenemos en el uso lingüístico de Aristóteles, divisiones del ser. Con ello también se vuelve cuestionable el concepto de visión, que sugiere que se pueden abarcar estas dimensiones como de un vistazo (aunque sólo fragmentariamente y no en su infinitud). En consecuencia, se podrá dejar a un lado la distinción finito/infinito. En vez de esto, en la distinción todo dependerá de cómo se trace una cesura que divida dos lados (precisamente la distinción). Como presente funcionará, entonces, aquella cesura que permita distinguir direcciones y distancias. La elección del corte que se ha de dar a la distinción será cosa de un observador. Si se quiere saber cómo se lleva a cabo, habrá que observar al observador. El lugar de lo que se afirma como visión lo ocupa la posibilidad de designar algo (a diferencia de otra cosa), es decir, un lugar a una distancia de…, un camino en dirección a…, un acontecimiento como, visto desde hoy (pero también desde un punto hoy pasado o futuro), pasado o futuro. El mundo no privilegia ninguna de estas cesuras. Para un observador, pueden ser útiles de distinta manera. Pero ya no se puede saber que y cómo el mundo se explica sobre espacio y tiempo. Sólo se puede observar que la elección de distinciones y denominaciones, presentes y puntos en el espacio tienen consecuencias para lo que se puede o no se puede observar desde ellos. En cualquier caso, espacio y tiempo solamente son medios para posibles distinciones, medios para posibles observaciones, pero por su parte son tan inobservables como el mundo en tanto que mundo.

 

Niklas Luhmann, Observaciones de la modernidad. Ed. Paidós, 1997.

Published in: on junio 9, 2016 at 10:21 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://hrcorvalan.wordpress.com/2016/06/09/la-forma-de-la-observacion/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: